Motor Audi

El nuevo motor en el que trabaja la casa alemana.

BMW: La marca alemana está muy confiada en las perspectivas futuras de su nueva gama BMW i dedicada a la electro movilidad y tiene previsto producir 100.000 unidades de aquí al año 2020. Pero  esto lo hacen más por obligación que por elección. “Nos veremos forzados a producir un número de seis cifras para adaptarnos a las normas de emisiones más estrictas”, ha destacado Norbert Reithofer, máximo responsable de BMW, haciendo referencia a la futura regulación que impone una media de 95 g CO2/km para todos los fabricantes de aquí al año 2020.

HONDA:   El fabricante japonés le ha dado luz verde a la producción de su Honda  S660, el que se transformará en un  pequeño deportivo con el que  Honda  piensa relanzar su sector deportivo.  Su longitud y anchura es inferior a los 3,4 metros, y 1,5 metros respectivamente y su movimiento dependerá de un tricilíndrico turbo con 660 centímetros cúbicos y 64 CV  de potencia.  El Honda S660 verá la luz el año que viene y saldrá a la venta, en principio, sólo en Japón.

BMW-2: El fabricante alemán sigue con el desarrollo de sus motores diesel, y la Serie 5 va a recibir las últimas unidades de cuatro cilindros Euro 6, que reemplazan a los N47 Euro 5 (143 y 183 CV). Los nuevos motores dan 150 CV en el BMW 518d y 190 CV en el BMW 520d.  Los consumos del 518d van de 4,3 a 4,7 l/100 km en el sedán, y 4,6 a 5 l/100 km en el familiar. Con respecto a su desempeño, el 518d acelera a 100 km/h en 9,1 segundos, reducido a 7,9 segundos en el caso del 520d. En cuanto a transmisiones, se podrán elegir manuales de seis relaciones y automáticas de ocho.

AUDI: En el Autopanorama de hoy publicamos que la marca de los cuatro aros anunció el arribo de una nueva generación de propulsores TDI, destinados a montarse en multitud de modelos de Audi.

Con una configuración de 6 cilindros en V a 90º, la cilindrada total de estos propulsores es de 2.967 cc. Su denominación comercial será 3.0 TDI Clean Diesle y llegará en dos niveles de potencia. 218 y 272 CV son las cifras de potencia que Audi ha considerado para este nuevo motor, que en su versión más potente ofrecerá 600 NM.  Por último, las modificaciones respecto a sus antecesores se centran sobre todo en su arquitectura interna, mejorando  las fricciones internas y actualizando el cárter o la bomba de aceite.